Lavarse el pelo todos los días no es fácil. Desde el momento en que entras en la ducha hasta que tu cabello finalmente se seca, puede llevar una cantidad significativa de tu tiempo. Por eso la mejor opción es modificar ligeramente tu peinado sin empezar de cero. Para esos días en los que ha notado que su cuero cabelludo comienza a verse un poco grasoso de lo habitual pero el clima no está de su lado, aquí compartimos algunas ideas fáciles de peinados para que las realices y veras la diferencia, con estos peinados no se notara que llevas varios días sin lavar el cabello.

  1. Cola sencilla

Este sencillo peinado es funcional y elegante, perfecto tanto para el trabajo como para las reuniones nocturnas. Solo necesitarás una liga o un par de pasadores para lograrlo, y no necesitas aplicar laca ni ningún tipo de fijador, porque la magia de este estilo es cómodo y relajado.

  1. Cola de caballo barrida

Puede pensar que este estilo no se adapta en absoluto a la forma de su rostro. Sin embargo, es más satisfactorio de lo que piensa. Como un moño alto que hace que tu cabello caiga hacia atrás, da forma a tu figura y crea el efecto de un cuello más largo y mejillas menos prominentes. Para este estilo, necesitarás mucho gel o laca para el cabello, porque el objetivo es lograr esa apariencia elástica sin un pelito rebelde cabello.

  1. Recogido de lado

Es muy simple porque ni siquiera necesitas un espejo para hacerlo. Simplemente deja todo tu cabello a un lado y trénzalo como más te guste. Una gran opción es dejar algunos mechones sueltos para darle un estilo informal. Y un peinado trenzado en todas sus versiones no siempre es una gran elección.

  1. Trenza con bun

Divide tu cabello en dos horizontalmente. Para la parte superior, crea un moño pequeño y seguro con horquillas. Para la parte de abajo, trenzarla y asegurarla con una banda elástica. Fácil y perfecto para disimular los días con mal cabello.

  1. Cola alta

Similar a un simple moño, pero con una variación de este estilo, tendrás que colocar tu cabello en el punto más alto de tu cabeza, paralelo al techo. Una variación es crear una sección en el medio para darle un toque más sofisticado. 

  1. Medio recogido

Sencillo, no llamativo, pero muy eficaz para ocultar el cabello sucio. Tome algunas hebras gruesas de los lados de la cabeza y únelas en la parte posterior. Puedes dejar tu cabello al frente si quieres y darle un toque suave al peinado.

  1. Ondas de playa o surferas

Las ondas de playa le dan a nuestro cabello el movimiento natural que el agua de mar le da a nuestro cabello. Este es un gran peinado para cubrir el cabello sucio, ya que las ondas crean volumen y movimiento. Para lograr este aspecto, intente trabajar con un rizador en movimientos alternos hacia arriba y hacia abajo para crear ondas, aunque otro método es crear rizos sueltos y calentarlos con una plancha y luego soltarlos.

  1. Diadema trenzada

Una corona trenzada puede camuflar las raíces y el cabello graso. Si tienes el pelo largo, podemos hacerlo en casa, pero si tu cabello es corto, puedes elegir una trenza falsa, que sigue siendo del mismo color que tu cabello. El resultado será el mismo y es un peinado perfecto para un evento importante.

  1. Pelo frisé

En los años 90, el cabello rizado tomaba el trono y ahora regresa a las pasarelas. Para el cabello rizado, necesitamos una plancha alisadora con esta versión, en pequeñas ondas. Este peinado es muy útil para disimular el cabello sucio, graso y las raíces. También puede lograr esto atando varias trenzas, calentándolas y luego aflojándolas.