En primer lugar, las pestañas no crecen con magia. Gran parte de su desarrollo depende mucho del estilo de vida que lleves. Porque, aunque tengas pestañas fuertes y largas, es muy importante cuidarlas, mantenerlas hidratadas y seguir una dieta saludable. Por eso te ofrecemos 3 consejos imprescindibles para conseguir unas pestañas fuertes y saludables.

 

  1. Lleva una dieta saludable

Mantener una dieta equilibrada se refleja en el cuerpo. Entonces, si buscas hacer crecer tus pestañas de forma natural, el primer paso es seguir una dieta balanceada rica en vegetales, frutas y proteínas. Las vitaminas y minerales que aportan estos alimentos regulan el metabolismo y favorecen el crecimiento de las pestañas.

  1. Desmaquilla y limpia tus pestañas

Lavarse la cara antes de acostarse y al despertar es fundamental para una piel suave, hidratada y cuidada. Para evitar roturas y caídas, debes quitar el maquillaje antes de acostarte, de lo contrario se endurecerá. Además, el cepillado diario los ayudará a lucir más saludables. El rímel a menudo contiene ingredientes químicos que mejoran su apariencia al tiempo que reducen el crecimiento natural de las pestañas. Por lo tanto, evite seguir usándolo.

Para desmaquillar y limpiar las pestañas, utiliza desmaquillantes, preferiblemente si son de origen natural. El consejo de belleza perfecto para eliminar los restos más duros del rímel es utilizar una mezcla de 1 cucharadita de agua micelar y 1 cucharadita de aceite de oliva.

  1. Remedios para hacer crecer las pestañas

Ahora que sabes cómo cuidar tus pestañas, nutre con productos naturales. Para conseguir unas pestañas largas, fuertes y saludables, puedes utilizar productos naturales como queroseno, aceite de almendras, aceite de jojoba o aceite de ricino. Estos y otros productos ayudarán a que sus pestañas sean más gruesas, fuertes y brillantes.

  • Vaselina

La vaselina es un producto ideal para hidratar y nutrir las pestañas. El alto contenido de vitamina E les confiere volumen y grosor. Su efecto en las pestañas es similar al de un bálsamo. Se recomienda elegir productos de aceite mineral 100% puro y natural. Para usar, simplemente caliente un poco de aceite mineral con los dedos y aplíquelo uniformemente en la base de las pestañas.

  • Aceite de almendras

El aceite de almendras es 100% natural. Pon unas gotas en un algodón y aplícalo suavemente desde la base de las pestañas hasta las puntas. Aplica esto por la noche con las pestañas limpias. Si lo agregas a la rutina de limpieza, será mucho mejor. El aceite de almendras contiene los ácidos grasos ideales para hidratar y promover el crecimiento de tus pestañas.

  • Aceite de ricino

Es uno de los remedios caseros más populares. El aceite de ricino ayuda a alargar y hacer crecer las pestañas. Si opta por este método natural, ponga tres gotas de aceite de ricino en una bola o bolita de algodón y aplíquelo en las pestañas y las cejas. También puede usar un hisopo de algodón y aplicar aceite en la base de las pestañas.

  • Aceite de jojoba

El aceite de jojoba es uno de los mejores productos naturales que existen para el crecimiento de las pestañas. Este aceite es considerado uno de los mejores aceites para promover su crecimiento y mantenerlo naturalmente hidratado. Como en los casos anteriores, coloca unas gotas en un algodón y aplica en la base de tus pestañas. Además de favorecer el crecimiento de tus pestañas, estimulará la circulación sanguínea y mejorará la circulación, ya que las hará más saludables.

  • Aloe vera

La penca de aloe vera sigue sorprendiendo con sus mil y un usos. Mezcla 1 cucharadita de gel de aloe vera puro con 1 cucharadita de aceite de ricino y usa un hisopo limpio para aplicar la mezcla desde la base hasta las puntas, como si estuvieras aplicando rímel. Esto se debe realizar todas las noches durante varios meses. Por supuesto, primero haz una prueba cutánea para descartar una reacción alérgica.